Con la tecnología de Blogger.

Motivándonos para hacer ejercicio

 

image

Motivándonos para hacer ejercicio

Hacer ejercicio. No hay nada mejor para hacerte sentir bien, te hará elevar tu autoestima, potenciará tu atractivo…
A muchos de nosotros nos cuesta horrores encontrar la motivación necesaria para ponernos las zapatillas de deporte y salir a correr media hora, o para ir al gimnasio después de apuntarnos. Si los múltiples beneficios de hacer ejercicio no nos son suficientes, he aquí unos consejos que nos ayudarán a ponernos en marcha.
Buscar gente que haga ejercicio

Seguro que dentro de nuestras amistades o de nuestro ámbito familiar hay gente que hace ejercicio, es idóneo para empezar a animarse el entrar en contacto con ellos. Seguro que nos contagiaran con su entusiasmo y determinación a la hora de dar este paso tan favorable para nuestra salud y bienestar.
Deporte en compañía

Ahora que ya hemos entrado en contacto con gente que hace deporte, es hora de buscarse un compañero o compañera para salir a hacer ejercicio. Siempre motiva más ir al gimnasio o a correr en compañía, por otro lado nos será más complicado sucumbir a la pereza y quedarnos en casa ya que para hacerlo tendríamos que llamar y cancelar la cita.
Anotar nuestras marcas personales
Es aconsejable ir tomando nota de nuestras marcas personales al hacer ejercicio, nos ayudará a tener un mejor control sobre nuestros progresos.

-Distancias que hemos corrido, nadado, etc…
-Tiempo invertido en máquinas de ejercicio
-Cuanto peso hemos levantado en cada máquina
-Cuantas repeticiones hemos hecho de cada ejercicio
-Calorías quemadas en un día
Objetivos asequibles
A todos nos gustaría hacer milagros y perder 15 quilos en una semana, pero no es posible. Si queremos ponernos a punto para una boda, o para cualquier tipo de reunión es mejor empezar con tiempo suficiente e ir marcándose objetivos asequibles. El ir con prisas y marcarnos metas imposibles solo nos hará sentirnos desalentados.


Recompensas

Otra buena forma de motivarse es el recompensarse al acabar la jornada de ejercicio, aunque estemos a dieta premiémonos con un yogurt o una barrita de chocolate.
Motivándonos con nuestros progresos
La mejor manera de motivarse es el ser conscientes de nuestros progresos. No nos fijemos solamente en cuanto peso hemos perdido, ya que los resultados a ese nivel no son rápidamente apreciables. Apreciaremos nuestros progresos al comprobar que nos sentimos bien, al levantarnos por la mañana, al ir al trabajo o al gimnasio. Al comprobar como subimos sin esfuerzo esas escaleras que tanto nos costaban antes.
 
 
autor: www.todoenamorados. com





























0 comentarios:

Publicar un comentario

buscar más en todoenamorados

Búsqueda personalizada

OTRAS PUBLICACIONES