Con la tecnología de Blogger.

Encuentra lo que buscas

Búsqueda personalizada

Lecturas para el día de la boda: El amor de Gibrán

anuncios google

El Amor

El amor no da nada sino sí mismo y no toma nada sino de sí mismo.
El amor no posee, tampoco es poseído;
Porque el amor basta al amor.
Cuando tienes el amor no debes decir que «Dios está en mi corazón» sino mejor, «yo estoy en el corazón de Dios».

Y no pienses que puedes dirigir el rumbo del amor,
porque el amor, si te cree digno, dirige tu rumbo"

Y no pienses que puedes dirigir el rumbo del amor, porque el amor, si te cree digno, dirige tu rumbo.
El amor no tiene ningún deseo sino realizarse.
Pero si amas y tienes que tener deseos, que estos sean tus deseos:
Derretirse y ser como un arroyo corriente que le canta su melodía a la noche.
Saber el dolor de demasiada ternura.
Ser herido por su propio entendimiento del amor;
Y sangrar de buena gana y alegremente.
Despertar al alba con un corazón alado y dar las gracias por otro día de amar;
Descansar al mediodía y meditar sobre el éxtasis del amor;
Volver a casa por la tarde con agradecimiento;
Y entonces dormir con un rezo para el amado en tu corazón y una canción de alabanza en los labios.


El Profeta, de Jalil Gibrán

0 comentarios:

Publicar un comentario

Facebook

buscar más en todoenamorados

Búsqueda personalizada