Buscar este blog

Lecturas biblicas para el día de la boda: Rut

Anuncios google

No me ruegues que te deje, ni me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Donde tú murieres, moriré yo, y allí seré sepultada (Rut 1:16)

0 comentarios

Facebook

Te puede interesar